Mediante la Matriz de Diagnostico podemos verificar las posibles causas de los síntomas  de fallas que presenta su motor. A menudo, los defectos de un turbocompresor son consecuencia de otros defectos del motor principal que no se pueden solucionar mediante la sustitución del turbocompresor.
Sin embargo, con la matriz de diagnóstico se puede determinar el verdadero origen y alcance del problema
sin inconvenientes. De esta manera, podemos reparar su vehículo con mayor rapidez y a menor costo, por
lo que la avería de su motor no le costará ni más dinero ni más tiempo del necesario.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.